Author: 
CADCA’s International Programs Department

Wishing to Help Her Community, Mrs. Lidia Carrasco Travels Abroad for the First Time to Attend CADCA’s Mid-Year Training Institute

Motivated by the desire to help her community in the Amazon rainforest of Eastern Peru, Lidia Carrasco traveled abroad for the first time in her life to attend CADCA’s Mid-Year Training Institute. Sacrificing for five years to save enough in order to attend, Lidia left her home in Las Palmeras, Ucayali, Peru on July 13, 2019 bound for Grapevine, Texas.

Lidia has been the president of her community coalition for almost a decade. She learned of CADCA’s Mid-Year Training Institute through the NGO CRESER, CADCA’s long-time coalition-development partner. “I wanted to participate in the event to learn how other coalitions in the world were doing their work, and to learn more about their experiences and intervention strategies… and to improve the work of our coalition,” said Lidia. The Las Palmeras Coalition was formed in 2009 and has since grown to 48 registered members including an active membership of 17 adults and 7 youth participants. “We have representatives from the National Police of Peru, the Amazon Hospital, the National Program Against Violence towards Women and Families, the Office of Social Development of the Regional Government, and other community leaders, health promoters, private businesses, and members of the Yarinacocha district municipality.

The community of Las Palmeras has limited economic resources. “[We] are not people who have a lot of money, and very few of us have a television or other appliances that would be considered common. We do not have traditional buildings and our houses do not have solid infrastructure… Despite our challenges, we are neighbors who always share what we have, neighbors who support each other,” said Lidia.

Young people in Las Palmeras struggle to finish basic education and rarely attend college. Unemployment and teen pregnancy are high. Lidia says these hardships cause the youth to consume alcohol and marijuana and steal. The substance misused most frequently is marijuana and there is easy access to the drug in various areas of the community. The town square has become a hot spot for consumption. In addition, the normalization of marijuana use in the community has not only contributed to an influx of users from other parts of the district in the area but has also caused an increase in crime and insecurity in the community that neighbors and police are reluctant to address.

Las Palmeras Coalition focuses on promoting sports to prevent drug use, organizing sports activities in the town square aimed at young people. They also conduct literacy workshops with youth and hope to publish a book featuring the participants’ work.

CADCA was able to offer Lidia a partial scholarship to attend its Mid-Year Training Institute in Grapevine, Texas. Despite receiving financial aid to participate, Lidia needed to raise resources on her own to be able to attend the event. “I had to start my efforts to obtain a visa in order to travel to the United States, traveling to Lima to apply at the embassy. Each of these steps involved paying expenses to the embassy and traveling to Lima, so I had to save money to cover these expenses, as well as my food and transportation expenses in Dallas,” said Lidia. This was Lidia’s first trip outside of her home country. “Each day of the event was exciting. The most wonderful moment of this experience was to feel the joy, interest and congratulations of the participants in the sustainability workshop we conducted. When prevention professionals and members of other coalitions gave me their support and congratulated me with their words and hugs, I felt so happy that I even began to cry with happiness,” Lidia recounted.

At the Mid-Year Institute, Lidia shared about her coalition’s experience with sustainability. Lidia’s coalition, which lost funding from the U.S. Embassy in Peru, has been in existence for 10 years. After her presentation, several audience members spoke to Lidia about providing donations to the coalition. “I get very emotional when coalitions from other countries tell me that they want to support us. I did not expect them to be so interested in the work we have been doing. Hearing that other people wish to support our work makes me feel that we are doing good work and that we can do more for our youth,” said Lidia.

While at the Mid-Year, Lidia learned of important strategies to strengthen membership, including celebrating members’ birthdays, having fun together and getting to know one another. “I also learned that when we work with young people, we can improve trust by talking to them with respect, asking for their opinion on our initiatives, and giving them responsibilities in the group,” said Lidia.

“As the president of my coalition and as a coalition member, this experience has given me even more resolve and enthusiasm to continue to work for our youth and for our community. I would also like to thank CADCA and CRESER for always supporting us on this path and for the encouragement they give us to move forward.”

 

Deseando Ayudar a su Comunidad, por Primera Vez en su Vida, la Sra. Lidia Carrasco Viaja Fuera de su País Natal Para Asistir al Instituto de Capacitación de Mediados de Año de CADCA

 

Motivada por el deseo de ayudar a su comunidad localizada en la selva Amazónica en el este del Perú, Lidia Carrasco viajó al extranjero por primera vez en su vida para asistir al Instituto de Capacitación de Mediados de Año de CADCA.

Luego de sacrificarse durante 5 años para poder ahorrar lo suficiente para poder asistir al evento, Lidia dejo su hogar en Las Palmeras Ucayali, Perú el 13 de julio de este año rumbo a Grapevine, Texas. Lidia ha sido la presidenta de su coalición comunitaria por casi una década. La primera vez que ella oyó sobre el Instituto de Capacitación de Mediados de Año de CADCA fue a través de la ONG CRESER, socios de CADCA en el desarrollo de coaliciones comunitarias desde hace varios años. “Yo quería participar en este evento para poder aprender cómo otras coaliciones alrededor del mundo estaban haciendo su trabajo, y poder aprender más sobre sus experiencias y estrategias de intervención ... y para mejorar el trabajo de nuestra coalición,” dijo Lidia. “La Coalición de Las Palmeras fue formada en el 2009 y desde entonces ha crecido hasta obtener 48 miembros registrados, incluyendo 17 adultos y 7 jóvenes como miembros activos.” Contamos con representación de la Policía Nacional del Perú, el Hospital Amazonas, el Programa Nacional contra la violencia hacia las mujeres y la familia, la Gestión del Desarrollo Social del Gobierno Regional, y otros líderes de la comunidad, promotores de salud, empresas privadas y miembros del municipio del distrito de Yarinacocha.

“La comunidad de Las Palmeras tiene recursos económicos limitados. [Nosotros] no somos personas que tenemos mucho dinero, y muy pocos de nosotros tenemos un televisor u otros electrodomésticos que se considerarían comunes. No tenemos edificios tradicionales y nuestras casas no tienen una infraestructura sólida ... A pesar de nuestros desafíos, somos vecinos que siempre compartimos lo que tenemos, vecinos que se apoyan mutuamente,” dijo Lidia.

Los jóvenes en Las Palmeras luchan por terminar la educación básica y rara vez asisten a la universidad y el desempleo y el embarazo de adolescente son altos. Lidia dice que estas dificultades hacen que los jóvenes consuman alcohol, marihuana y se dediquen a robar para obtenerlas. La sustancia utilizada con mayor frecuencia es la marihuana que tiene fácil acceso en varias áreas de la comunidad. Lamentablemente la plaza del pueblo se ha convertido en una zona de alto riesgo para este consumo y la normalización del consumo de marihuana en la comunidad no solo ha contribuido a la afluencia de usuarios de otras partes del distrito, sino que también ha causado un aumento en el crimen y la inseguridad en la comunidad que los vecinos y la policía están renuentes a abordar.
 

La Coalición de Las Palmeras se enfoca en promover deportes para prevenir el uso de drogas, organizando actividades deportivas en la plaza del pueblo dirigidas a los jóvenes. También realizan talleres literarios con los jóvenes, de los cuales se esperan publicar un libro con el trabajo de los participantes.

CADCA pudo ofrecer a Lidia una beca parcial para asistir al Instituto de Capacitación de Mediados de Año en Grapevine, Texas. A pesar de recibir parte de la ayuda financiera para participar, Lidia necesitó recaudar recursos por su cuenta para poder asistir al evento. “Tuve que comenzar mis esfuerzos para obtener una visa para viajar a los Estados Unidos y viajar a Lima para poder presentar la solicitud en la embajada. Para poder cubrir estos gastos extras de la embajada, viajar a Lima, mis gastos de comida y transporte en Dallas tuve que ahorrar dinero durante varios años,” dijo Lidia. Este fue el primer viaje de Lidia fuera de su país de origen. "Cada día del evento fue emocionante. El momento más maravilloso de esta experiencia fue sentir la alegría, el interés y las felicitaciones de los participantes en el taller de sostenibilidad que dictamos. Cuando los profesionales de prevención y miembros de otras coaliciones me brindaron su apoyo y me felicitaron con sus cordiales palabras y abrazos, me sentí tan feliz que incluso comencé a llorar de felicidad,” relató Lidia.

En el Instituto de Capacitación de Mediados de Año, Lidia compartió la experiencia de su coalición en el área de sostenibilidad. La coalición de Lidia, que perdió la ayuda de fondos proveniente de la Embajada de los Estados Unidos en Perú, existe desde hace 10 años. Después de su presentación, varios miembros de la audiencia hablaron con Lidia acerca de proporcionar donaciones a su coalición. “Me emocionó mucho cuando las coaliciones de otros países me dijeron que querían apoyarnos. No esperaba que estuvieran tan interesados ​​en el trabajo que hemos estado haciendo. Escuchar que otras personas desean apoyar nuestro trabajo me hace sentir que estamos haciendo un buen trabajo y que podemos hacer más por nuestra juventud,” dijo Lidia.

Durante el evento de Mediados de Año, Lidia aprendió estrategias importantes para mejorar la participación de los miembros de su coalición, como celebrar los cumpleaños de los miembros, divertirse juntos y conocerse más. "También aprendí que cuando trabajamos con jóvenes, podemos mejorar la confianza al hablarles con respeto, pedirles su opinión sobre nuestras iniciativas y darles responsabilidades en el grupo,” dijo Lidia.

“Como presidenta de mi coalición y como miembro de la coalición, esta experiencia me ha dado aún más determinación y entusiasmo para continuar trabajando para nuestra juventud y para nuestra comunidad. También me gustaría agradecer a CADCA y CRESER por apoyarnos siempre en este camino y por el aliento que nos dan para seguir adelante.”